Pérdida de empleo y estrés por desempleo

Pérdida de empleo y estrés por desempleo

Perder un trabajo es una de las experiencias más estresantes de la vida. Es normal sentirse enojado, herido o deprimido, llorar por todo lo que ha perdido o sentirse ansioso por lo que le depara el futuro. La pérdida de empleo y estrés por desempleo implican muchos cambios a la vez, lo que puede sacudir su sentido de propósito y autoestima. Si bien el estrés puede parecer abrumador, hay muchas cosas que puede hacer para tomar el control de la situación, mantener el ánimo y salir de este período difícil más fuerte, más resistente y con un renovado sentido de propósito.

¿Por qué es tan estresante la pérdida de trabajo?

Nuestros trabajos son mucho más que la forma en que nos ganamos la vida. Influyen en cómo nos vemos a nosotros mismos, así como en la forma en que otros nos ven. Nos dan estructura, propósito y significado. Es por eso que la pérdida de empleo y el desempleo pueden ser tan estresantes.

Consecuencias de perder un empleo

Más allá de la pérdida de ingresos, perder un trabajo también conlleva otras pérdidas importantes, algunas de las cuales pueden ser aún más difíciles de enfrentar:

No importa cuán devastadoras parezcan sus pérdidas en este momento, hay esperanza. Con el tiempo y apelando a una estrategia adecuada, puede aceptar estos contratiempos, aliviar el estrés, la ansiedad y continuar con su carrera.

Duelo después de la pérdida del trabajo.

Perder su trabajo lo obliga a realizar cambios rápidos, lo que puede hacer que se sienta molesto, enojado, deprimido o desequilibrado. Date tiempo para adaptarte. Lamentar la pérdida de su trabajo y adaptarse al desempleo puede llevar tiempo. Trata de aceptar tus sentimientos y ser tranquilo contigo mismo.

Alcance para mantenerse fuerte

Su reacción natural en este momento difícil puede ser retirarse de amigos y familiares por vergüenza. Pero no subestimes la importancia de otras personas cuando te enfrentas al estrés de la pérdida de empleo y el desempleo. El contacto social es el antídoto de la naturaleza al estrés. Nada funciona mejor para calmar su sistema nervioso que hablar cara a cara con un buen oyente.

Para concluir el post, la pérdida de empleo y estrés por desempleo son situaciones que le pueden suceder a cualquier persona, no es una experiencia agradable, pero, sí sabemos resolverla, saldremos más fortalecidos, maduros y preparados para sortear alguna situación similar que pueda ocurrir en nuestra vida laboral.

Aquí finaliza este post. Nos vemos más adelante.

Comentarios de Facebook

admin_region

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons